Preguntas Frecuentes

LA SESIÓN DE HIPNOSIS

La hipnosis clínica no tiene nada que ver con ideas mágicas o con las imágenes de la hipnosis como un espectáculo televisivo. En las sesiones de hipnosis clínica del Instituto de Hipnosis no dormimos a nadie, tampoco se pierde el control, ni se está inconsciente o se tiene amnesia al acabar la sesión. Es importante destacar que las personas que asisten a nuestras sesiones de hipnosis para dejar de fumar tienen una agradable sensación de bienestar y de relajación física y mental al acabar la sesión.

Es normal sentir lo que se llama estrés natural, es decir, estar alerta, a ver qué va a pasar. Durante la primera parte de la sesión se explica todo y esta sensación de alerta y nervios desaparece.

A veces se imagina que se ha de sentir algo especial durante la sesión de hipnosis. Aunque la experiencia de cada persona es diferente, en general se siente una agradable relajación física y mental. Incluso algunas personas que creen que no pueden relajarse se relajan. Lo realmente especial de nuestras sesiones es que se deja de  fumar sin sentir nada especial, pero están orientadas a dejar de fumar sin mono, ansiedad, irritabilidad o engordar.

No hay ningún caso documentado de que alguien haya sufrido algún daño o perjuicio con hipnosis. La hipnosis es neutra, inofensiva y no tiene efectos secundarios o contraindicaciones de ningún tipo, al contrario. Resulta positivo cuando se llega al objetivo sin mono, ansiedad o irritabilidad.

En general no hay ningún problema si se toma medicación. Si lo prefiere, para su tranquilidad, puede consultar a su médico. En el caso de tratarse de una mujer embarazada, por supuesto que nuestras sesiones de hipnosis son absolutamente seguras para la mujer y para el feto. Además nos complace enormemente que mujeres embarazadas con el mal hábito de fumar decidan dejar de fumar y asistan a nuestras sesiones para aumentar definitivamente las posibilidades de conseguirlo de forma más fácil, con menos ansiedad o malestar.

DEJAR DE FUMAR

Lo especial de las sesiones del Instituto de Hipnosis para dejar de fumar es que somos el único centro en España especializado en dejar de fumar con hipnosis. También que hemos ayudado a más de 35.000 sesiones en los últimos 15 años. Tenemos la formación y experiencia para mejorar las posibilidades de que cualquier persona con la intención de dejar de fumar, lo consiga para siempre.

La ventaja importante es que tras haber ayudado a miles de personas para dejar de fumar con hipnosis, durante los últimos 15 años, tenemos un elevado nivel de eficacia, con un porcentaje de éxito en una sola sesión que ronda el 90%.

Lo que llevó al Instituto de Hipnosis a hacer solamente sesiones de grupo es que no había ninguna diferencia de eficacia entre la sesión individual y la de grupo. Los resultados son idénticos y se complementa con un importante componente motivacional de la energía de grupo.

La sesión está dividida en dos partes. En la primera parte queremos que los asistentes descubran qué les impide dejar de fumar y cómo con la hipnosis lo conseguirán. Además hablamos del síndrome de abstinencia, de cómo evitar recaídas, de ideas positivas que tienen asociadas con fumar y de qué sucederá exactamente en la sesión de hipnosis.

En la parte de hipnosis los clientes entran en una agradable relajación física y mental. En este estado su subconsciente recibe sugestiones de probada eficacia para dejar de fumar, que les permiten liberarse del tabaco.

Sí, está demostrada. Investigadores de la Universidad de Iowa realizaron un meta análisis de los resultado de 600 estudios de 15 técnicas diferentes para dejar de fumar, realizadas a un colectivo de más de 70.000 personas. Los resultados indicaron que la hipnosis duplicaba la eficacia con relación con los  otros métodos, y que con hipnoterapeutas experimentados podía llegar a triplicarla. 

Una persona está lista para dejar de fumar cuando se plantea que debe dejarlo. Hay un momento en que la salud y el cansancio de años fumando le llevan a desear dejar de fumar. Tener la intención, las ganas, el deseo, la voluntad de dejar de fumar. Esto es suficiente, lo demás te ayudamos a conseguirlo con la hipnosis.

Muchas personas piensan que es imposible dejar de fumar porque lo han intentado con varios métodos y no lo han conseguido o han recaído. Esta acumulación de recaídas, de “fracasos”, les lleva a pensar que no lo conseguirán nunca y que es imposible que dejen de fumar. Se sienten víctimas del tabaco y creen que no tienen ninguna opción para dejar de fumar. Sorprendentemente muchas de ellas lo consiguen con hipnosis.

La mayoría de personas que viene a nuestras sesiones sienten que les gusta fumar. Pero sus prioridades han cambiado y eligen dejar este hábito nocivo para su salud.

Muchas personas que vienen a las sesiones del Instituto de Hipnosis son escépticas e incluso incrédulas. Esto es normal y saludable. Durante la sesión se explica todo y el escepticismo se transforma en confianza y deseo.

La hipnosis es eficaz para dejar de fumar sin importar los años que se lleve fumando o cuantos paquetes diarios se fumen. Hemos tenido clientes que fumaban tres paquetes diarios y otros que llevaban sesenta años fumando. Es igual de eficaz.

La hipnosis es una técnica alternativa orientada precisamente a dejar de fumar sin mono, ansiedad, irritabilidad y con efectos duraderos.

No hay ninguna goma para borrar cosas de la mente. Millones de personas que han dejado de fumar recuerdan y saben perfectamente que fumaron durante años y se sienten bien con eso porque lo han asumido y ahora son libres del tabaco.

Pensar en algo es un proceso normal de la mente. Los pensamientos e imágenes fluyen contantemente en nuestras mentes sin que tengamos control de ellas. Es normal que la imagen o el pensamiento del cigarrillo venga a nuestras mentes después de dejar de fumar. Lo importante es que no hay nada físico porque la nicotina, la única sustancia adictiva ha sido eliminada totalmente del cuerpo. Es algo mental y fácilmente superable.

Aceptarlo como algo normal y dejarlo pasar. En vez de obsesionarme con ese estímulo mental y pasarlo mal, la alternativa saludable es aceptarlo y dejarlo pasar, como pasan las nubes en el cielo o muchos otros pensamientos por nuestras mentes.

La vida sin fumar es mucho más agradable porque te sientes libre del tabaco. Y descubrirás que, sorprendentemente, puedes hacer todas esas cosas sin fumar y sintiéndote bien.

Lo que se echa de menos no es el tabaco sino las sensaciones emocionales o las gratificaciones que creíamos que teníamos con él. Pero esto se sustituye rápida y fácilmente con la sensación de libertad y liberación que experimentamos al dejar de fumar. Y también al descubrir que podemos disfrutar igualmente de la vida sin fumar. Lo placentero no está en el tabaco, sino en nuestra mente.

Nuestro método está orientado a que no haya mono, ansiedad, irritabilidad ni otras molestias asociadas a dejar de fumar.

Los sueños son algo normal fruto de la actividad del subconsciente. Algunas personas que dejan de fumar pueden soñar que fuman. No tiene ninguna importancia, es solo un sueño.

En las sesiones del Instituto de Hipnosis introducimos sugestiones para que se pueda estar con fumadores y disfrutar de su compañía sin fumar y sin sentir ninguna molestia.

RECAÍDAS

La experiencia de muchas personas que han dejado de fumar y han recaído demuestra que no es posible. Lo importante es tener claro que se ha decidido dejar de fumar y que jugar con el cigarrillo de nuevo lleva a recaer y a sentirnos mal con nosotros mismos.

En la sesión explicamos claramente que situaciones pueden llevar a recaer y facilitamos una eficaz herramienta pare evitarlo.

Los exfumadores pueden recaer porque a veces no son capaces de superar el deseo o porque hay situaciones que les desbordan emocionalmente. Esto está previsto en las sesiones del Instituto de Hipnosis y te ayudamos a resolverlo eficazmente.

Sí, explicamos las situaciones que pueden llevar a recaer y facilitamos una herramienta para evitarlo.

No hay ninguna relación de causa efecto entre dejar de fumar y engordar. Dejar de fumar no es igual a engordar. Pero es un hecho que hay algunas personas que dejar de fumar y engordan. Para evitarlo explicamos en la sesión como se debe proceder en estos casos.